Menu
🔎 🌎 ES Código de la clase 🔑 Conectarse Suscripción

Dorsal mediooceánica HTML5

Resumen

La litósfera oceánica se compone de dos partes: la corteza oceánica (en azul en la animación) y el manto superior (verde oscuro). Estas dos regiones están formadas por rocas de diferente naturaleza:

  • Rocas de basalto de baja densidad (≈2900 kg / m³ en el nivel de la cresta) para la corteza oceánica.
  • Rocas de peridotita de alta densidad (≈3300 kg / m³) para el manto superior.

La discontinuidad de Mohorovičić (o Moho), es el límite entre estas dos zonas. Dado que separa dos rocas de diferente naturaleza, se considera una separación geoquímica.

La astenósfera se encuentra debajo de la litosfera. Al igual que el manto superior, está compuesto de peridotita, pero su peculiaridad es ser dúctil, mientras que la peridotita del manto superior es rígida. Dependiendo de la presión, es alrededor de 1300°C que las propiedades físicas de la roca cambian de sólido a dúctil.

La isoterma de 1300ºC es un límite físico que separa la litósfera (rocas rígidas) de la astenósfera (rocas dúctiles). Esta isoterma generalmente tiene una profundidad de entre 50 y 100 km, pero sube a la superficie cuando está por encima de un punto caliente o cresta, donde el manto astenosférico sufre una fusión parcial.

Parte de la peridotita se derretirá para dar magma. Este magma, que es menos denso que la roca circundante, se elevará y se acumulará en una cámara de magma dentro de la corteza oceánica. El magma presente en la cámara de magma está animado por movimientos de convección. Bajo presión, parte del magma puede fracturar la roca para crear venas (diques), algunas de las cuales llegarán a la superficie. El magma que emerge de estos diques adoptará la forma característica de un cojín, de ahí el nombre de "almohada de lava". Los basaltos son rocas magmáticas derivadas del magma enfriado rápidamente formado por pequeños cristales.

Otra parte del magma sigue los lazos de convección y se frota contra las paredes más frías de la cámara de magma. Este enfriamiento lento del magma está en el origen de otro tipo de roca de acuerdo con el principio de cristalización fraccionada: el gabro (que consiste en cristales más grandes que el basalto).

El basalto y el gabro son los dos componentes principales de la corteza oceánica.

Es en la cresta donde la formación de un nuevo fondo marino es hecha por el magmatismo, pero no es esta oleada de magma la que hace que las placas se separen. Es el fenómeno de subducción en los extremos derecho e izquierdo de las placas el responsable de la divergencia de las placas.

Objetivos de aprendizaje

  • Entender el funcionamiento de la cresta oceánica y el magmatismo de las crestas oceánicas.
  • Ilustrar cómo se forma la corteza oceánica y cómo evoluciona.
  • Describir las propiedades geológicas de las recosa que componen la litósfera oceánica: peridotita, basalto y gabro.